jueves, 27 de junio de 2013

Dolor de cabeza después de hacer ejercicio

dolor-de-cabeza-salud-xl
Una de las cosas que nos puede limitar cuando hemos decidido empezar a hacer ejercicio, son los malestares que sentimos después de una rutina. Cuando vamos iniciando es inevitable que todo nos duela, sin embargo hay otros síntomas que no debemos dejar pasar desapercibidos.



El dolor de cabeza después de realizar actividad física, puede presentarse por diverso factores, te explicaremos algunos para que tomes tus precauciones.


  • Entrenamiento Agresivo: Es probable que el dolor de cabeza indica que te estas excediendo en tu rutina, recuerda que si nuestro cuerpo esta acostumbrado a llevar una vida sedentaria o con poca actividad, es necesario ir integrando de manera gradual el ejercicio a nuestra rutina; si decidiste iniciar tu entrenamiento asistiendo a clases o algún gimnasio, comenta con tu instructor estos malestares para que te asigne rutinas de bajo impacto. Si haz iniciado por tu cuenta, trata de moderar tu actividad y subir gradualmente la intensidad. 
  • Baja súbita en los niveles de glucosa: Si tu alimentación no provee a tu cuerpo de los nutrientes necesarios para soportar la actividad que le estas exigiendo, es muy probable que tengas una descompensación y tu cuerpo presente estos malestares para alertarte que necesita regularse. Recuerda que tu alimentación debe ser equilibrada. Es muy frecuente omitir estos detalles cuando queremos bajar de peso, pues cambiamos nuestro régimen alimenticio y nos sometemos a actividades que regularmente no hacíamos.  Tener una dieta balanceada ayudará a tu cuerpo a trabajar mejor, lo más importante es que no pases mucho tiempo sin ingerir alimentos, esto evitará que bajen tus niveles de azúcar. 
  • Aumento de presión sanguinea: Cuando hacemos ejercicio nuestro ritmo cardíaco se intensifica, eso también aumenta el bombeo de sangre a todo nuestro cuerpo, lo que nos lleva a tener un aumento de presión. Esto puede indicarnos que le estamos exigiendo mucho a nuestro cuerpo. Si tienes antecedentes de hipertensión en tu familia o incluso tu ya la padeces, es necesario que te controles tu presión arterial y que realices actividades moderadas para acostumbrar a tu cuerpo. 
  • Deshidratación: Recordemos que el agua es muy importante para nuestro cuerpo, cuando hacemos ejercicio y comenzamos a sudar, nuestro cuerpo consume agua que debemos procurar reponer. Pero si a lo largo del día no procuramos consumir suficiente agua (2 litros como mínimo), el cuerpo no tiene los recursos suficientes para producir nuestro sudor, esto le dificulta poder regular nuestra temperatura, pues el sudor es un medio natural que tiene nuestro cuerpo para hacerlo. Recuerda, el agua no debes sustituirla, no es lo mismo tomar bebidas energéticas, ni frutas con alto contenido en agua, toma agua simple, esto ayudará a tu organismo a funcionar adecuadamente. 
  • Lesiones en el cuello: Este tema es muy delicado, si haz tenido algún accidente donde te lastimaste las cervicales, consulta a tu médico sobre la rutina más adecuada para ti. También debes tener cuidado que las rutinas que comiencen no exijan mucho esfuerzo en esta parte de tu cuerpo. Tener este tipo de lesiones es muy delicado, si presentas molestias persistentes, no dudes en ir con tu médico para descartar un daño mayor. 
Finalmente como siempre les recomendamos, ir con tu médico si estas molestias persisten, podrían ser alertas sobre algún tipo de daño neuronal, que solo tu doctor puede descartar.
Aprende a escuchar a tu cuerpo y mantente alerta sobre cualquier señal, ten siempre presente que el dolor es una alerta que nos indica que algo no va bien. Lo mejor es acudir con especialistas para guiarnos y no poner en riesgo nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recientes