lunes, 15 de julio de 2013

Constancia, la clave del éxito

constancia-salud-xl
Bien dicen que "Roma no se hizo en un día", lo mismo pasa con los cambios que deseamos lograr en nuestra vida, debemos aprender del río, a base de constancia logra transformar todo a su paso, regalándonos vistas espectaculares como la que les muestro en la foto.

Muchas veces hemos sentido la necesidad de cambiar en nuestra vida, e iniciamos con mucho ánimo a realizar una nueva rutina de ejercicio o a probar con una dieta nueva. Sin embargo pasa el tiempo y poco a poco lo vamos dejando, por diferentes motivos, por que nos cansamos, por que los pretextos nos ganan, por que no es tan fácil como pensamos que sería.

Sin embargo, debemos buscar la manera de continuar con lo que decidimos empezar, por eso hoy les traigo unos cuantos consejos para lograr ser constantes con nuestro proyecto de vida y lograr cumplir con nuestras metas y transformar nuestra vida.



  • Busca que te motiva: Si tienes una buena motivación será más sencillo que seas constante con tus actividades, busca motivos que salgan de ti, piensa que te quieres sentir bien contigo misma, tal vez que deseas recuperar la confianza, o quieres tener menos problemas de salud; piensa en como te sentirás cuando logres cumplir tus objetivos, permite que esa sensación de bienestar sea el motor que te lleve a seguir con tus metas. 
  • Se firme, pero no inflexible: Aprende a decir no en el momento adecuado, si sabes que tienes que hacer ejercicio no lo dejes para después, pero no permitas que tu rutina te aleje de otras oportunidades, por ejemplo si te invitan a una reunión o a una comida, no te cierres a probar nuevas cosas por estar a dieta, puedes darte ciertos "gustitos" aprende a moderar tus raciones y después en tu casa reajusta tu rutina de ejercicios y tu dieta de la semana para compensarlo. Busca opciones para lograr tus objetivos, no te cierres. 
  • Idea un plan semanal: Es más sencillo cumplir objetivos a corto plazo, recuerda que es mejor hacer pequeños esfuerzos todos los días que hacer un esfuerzo muy grande y desgastante una sola vez. Planifica tus comidas y tus horas de ejercicio, combinadas con tus otras actividades. Estoy segura que podrás encontrar los tiempos adecuados si te lo propones. Pero sobre todo, que tu plan sea realista, la idea no es fatigarte, ya que si la rutina que planeaste es más rígida de lo que sabes que puedes soportar, terminarás dejándola en poco tiempo.  Ve poco a poco, si vez que hay cosas que puedes modificar para mejorar, hazlo!, recuerda se flexible. 
  • Registra tus logros: Piensa como medir tus objetivos, tal vez quieres bajar de peso, define cuantos kilos bajarás por mes, o mejorar el número de vueltas que das en la alberca, o quieres poder subir las escaleras del metro camino a tu trabajo sin cansarte. Imponte retos que puedas medir para saber como estas evolucionando, notar los cambios te ayudará a mantenerte motivada. 
  • Busca con quién compartir: Ya hemos hablado de que es más fácil si compartes tu rutina de ejercicio o compartes tu dieta con otras personas, te ayuda a no sentirte sola y a lograr mejor tus objetivos. Además mutuamente se motivarán a seguir adelante, de este modo no es tan pesado continuar. 
  • Olvídate de las excusas: Muchas veces nosotras somos las primeras en sabotearnos, las excusas y pretextos nos alejan de cumplir nuestras metas, por eso recuerda ser realista a la hora de planificarlas, y si ya lo haz decidido, no pongas pretextos para cumplirlos, recuerda que esto es para tu beneficio, en cuanto te surja algún pretexto, busca la manera de superarlo, por ejemplo si el pretexto para hacer ejercicio es que estas cansada, piensa que después de hacer ejercicio lograrás dormir mejor y descansar bien. 
  • Lo más importante... Diviértete!!! Tus objetivos no deben ser tormentosos, busca cosas que te gusten, si prefieres nadar que salir a correr, hazlo!, si no te gustan las verduras, busca nuevas recetas, eso te ayudará a probar nuevos sabores, alguno te gustará. Busca que no sea un fastidio tu rutina, esto te permitirá hacerla con gusto y será más fácil seguir adelante. 

Recuerda que podemos fallar, pero el secreto de la constancia es tener el coraje suficiente para seguir adelante sin importar nuestros fracasos. Si rompiste tu dieta un día o no hiciste tu rutina de ejercicio, que no sea motivo para tirarlo todo. Si no llegaste a las metas que te propusiste, quizá te exigiste demasiado o no te esforzaste lo suficiente, pero que esos desaires no sean motivo para tirar todo tu esfuerzo. Sigue adelante! a pesar de lo que te digan, a pesar de tus fallas. 
Poco a poco lograrás ver los cambios que tú buscas en tu vida. Se paciente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recientes